Recebar el césped

Recebar el césped con aportaciones de recebo para césped nos va a ayudar a regenerar el suelo y mejorar el drenaje gracias a su arena.

¿Qué es el recebo?

El recebo es un tipo de sustrato específico para el césped que está compuesto por una parte de materia orgánica, un estimulador de las raíces y una proporción muy alta de arena de sílice.

¿Qué es el recebado del césped?

El recebado es una técnica de mantenimiento del césped que consiste en regenerar la última capa del sustrato, en donde se produce una acumulación de restos orgánicos propios del mantillo vegetal, en unión con restos de raíces y tallos herbáceos propios del césped.

Esta capa tiene el nombre de fieltro superficial o thacht (en ingés).

  • En principio, puede llamarte la atención que esta mezcla natural pueda ser peligrosa para el buen desarrollo del césped, pues en su formación tenemos materia orgánica en descomposición.
  • ¡Pero así es! Los ingleses le dan el nombre de thacht, en una clara referencia a su aspecto de bala de paja comprimida.

¿Por qué es necesario recebar el césped?

Cuando aportamos recebo y trabajamos la capa superficial del terreno, estamos cubriendo las semillas de césped con un sustrato que ayuda a su germinación y renueva la zona de plantación.

De esta forma, además de utilizar el recebo como un sustrato válido para nivelar el terreno, cubrir la semilla de césped y aportar arena para el drenaje vertical del suelo; también reducimos el peligro de que se forme este fieltro superficial.

El riesgo de la aparición del fieltro radica en la cohesión de la mezcla: el grado de consistencia que alcanza.

  • La dureza del thacht impide la oxigenación de las raíces del césped, provocando asfixia en los brotes verdes, que se van volviendo de color marrón a medida que se secan.
  • La capa del fieltro es impermeable por su densidad e impide la filtración del agua al subsuelo, provocando el ahogamiento de las raíces, clorosis y manchas amarillas en el césped.

¿Cuál es el objetivo de recebar el césped?

Además de romper el thacht, el recebado te ayudará en el mantenimiento del césped en diferentes momentos:

  • Durante la siembra de la semilla podemos usar el recebo de césped como cubresiembra: una vez espacida la semilla de césped sobre el terreno, procedemos a taparla realizando ligeras aportaciones de recebo con una pala.
  • Después del escarificado o aireación del suelo: el recebo es aportado para que la arena de sílice se incorpore a los agujeros del escarificado y forme diminutos depósitos filtrantes que mejoran el drenaje vertical y aumentan el tiempo de aireación del sustrato.
  • También sirve:
    • Como un sustrato con el que podemos cubrir calvas en el césped.
    • Para corregir desniveles provocados tras el escarificado.
    • Utilizar como cobertura tras una resiembra de césped.

¿Cuándo se receba el césped?

El recebado es una técnica que se realiza una vez durante la Primavera, y una vez durante el Otoño, aprovechando la siembra de las semillas de césped en ambas estaciones.

Sin embargo, el recebo es un sustrato que puedes emplear en varias ocasiones a lo largo del año.

¿Cómo se receba el césped?

  • La forma de realizar el recebado es muy sencilla, ya que se trata de cubrir toda la superficie del césped con una fina capa de 1 a 1.5 cm. de espesor.

    En una proporción por m2, que te permita calcular cuánto recebo debes comprar para una parcela, se calcula: 2 ó 3 litros de recebo por m2.

    Una vez tengas todo el recebo cubriendo la superficie, es recomendable realizar un riego abundante.