Plagas del césped

Las plagas del césped son el conjunto de insectos y animales que pueden alterar el estado del suelo o dañar el estado del césped en el jardín.

El césped puede perder vitalidad y mostrarnos un aspecto enfermizo por diferentes motivos. La presencia de manchas de césped, en donde el color verde natural comienza a ser marrón o pajizo es uno de los resultados del ataque de enfermedades o plagas en nuestro jardín.

Si bien es cierto que las plagas que pueden afectar a un césped doméstico son mucho menos importantes que las que afectan a nuestros arbustos y plantas ornamentales, hay un motivo muy importante por el que debemos tenerlas bajo control: la mayoría de las larvas que viven entre las raíces del césped son de insectos que posteriormente pueden afectar al resto de plantas en el jardín.

Las plagas del césped más habituales

Mientras que las plantas ornamentales y los cultivos de nuestras huertas se preocupan más de otro tipo de plagas de las plantas, como las cochinillas, los pulgones, mosca blanca, caracoles y babosas; en el césped, los insectos comunes que puedes encontrar van a ser los insectos rastreros, los insectos del suelo y los pequeños animales que realizan madrigueras por toda tu finca.

¿Cuáles son las plagas más comunes del césped?

Las plagas más comunes que podemos encontrar en cualquier jardín en contacto con nuestro césped, son:

  • Insectos de suelo: larvas y pequeños gusanos que hibernan y se crían bajo la capa superficial del terreno, en contacto con las raíces del césped.
    • Se suelen detectar muy fácilmente cuando se observa la superficie removida entre los tallos del césped, y se llegan a ver algunos insectos ya adultos en la superficie.
    • En la mayoría de las ocasiones se tratan de insectos nocturnos: salen a la superficie al anochecer para alimentarse de los tallos y de las plantas del jardín.
  • Insectos rastreros:
    • El perjuicio que pueden provocar los insectos rastreros en el césped es reducido.
    • Un ejemplo muy común es la hormiga y el robo o el traslado de un lugar a otro de semillas de césped que puede llevar a cabo durante la época de siembra.
  • Topos y ratoncillos: provocan daños con sus túneles y madrigueras.

¿Cómo reconocer las plagas del jardín?

Una forma sencilla de reconocer si nuestro césped está bajo los efectos de una plaga de insectos de suelo o de roedores y pequeños mamíferos es encontrar la tierra removida a nivel de superficie.

  • En el caso de corredores, túneles y madrigueras será más que evidente la presencia de topillos, ratones de campo o topos.
  • Para detectar a los insectos de suelo, los movimientos de tierra son muy pequeños, rompiendo ligeramente la superficie del terreno y alborotando la tierra.

Los efectos de estos movimientos de tierra pueden ser más fáciles de apreciar:

  • Debilidad en las raíces y pérdida de vitalidad del césped en zonas aisladas.
  • Pérdida de las raíces: sirven de alimento a los insectos, por lo que podemos encontrar brotes de las plantas de césped sin sus raíces.
  • Hojas de césped mordidas o marchitas.

Cuando la infestación de gusanos y larvas es grande, veremos zonas grandes en nuestro césped marrones y sin vida.