¿Cómo se prepara el terreno para sembrar césped?

Si te preguntas cómo se prepara el terreno para sembrar césped ¡verás que es fácil! Existen dos tareas obligatorias que no debes descuidar y que te garantizan un buen comienzo.

Recuerda que la preparación del terreno antes de cualquier plantación es fundamental. Si sois lectores de nuestras páginas web amigas, esta norma os va a sonar mucho: la preparación del terreno es vital para cualquier tipo de plantación o cultivo, ¡y el césped no es una excepción!

¿Cómo preparar el terreno para plantar césped?

Para poder explicarte bien cómo se prepara el terreno para sembrar césped, tenemos que hacer una pequeña diferencia, así que debéis centraros en esta pregunta ¿existe algún tipo de césped o hierba ya en vuestra parcela?

Para redactar el artículo, en Semillas de Césped vamos a suponer que sí, que existen restos de plantaciones anteriores, incluso alguna mala hierba anual.

Prepara el terreno para sembrar el césped haciendo una limpieza de las malas hierbas

La limpieza de las malas hierbas preinstaladas y de todo resto vegetal del jardín anterior, es una de las tareas obligatorias que debes tener en cuenta a la hora de tener preparado el terreno para plantar tu nuevo césped.

Podemos optar por:

  • Hacer una retirada en capas del césped, mantenerlo fresco y reutilizarlo en alguna otra parte del jardín.
  • Limpiar todo el terreno con un herbicida total con el glifosato como principio activo.

¿Cómo se retira el césped del terreno para volver a utilizarlo?

Cuando queremos hacer una retirada del césped de una parte de nuestro jardín para volver a sembrar, necesitamos una herramienta de jardín muy común, y que posiblemente ya tengamos en nuestro garaje o cobertizo de herramientas: una laya cortante.

¿Cómo es el procedimiento para retirar el césped en capas?

El procedimiento para retirar el césped encapas es muy sencillo:

  • Profundizamos con la laya de 3 a 4 centímetros y trazamos rectángulos sobre la superficie del terreno, de forma que podamos retirar estas planchas rectangulares de forma cómoda.
  • El tamaño del rectángulo no es importante siempre que sea cómodo retirarlo y trabajar posteriormente con él. Un tamaño estándar suele ser 30x45cm.
  • La profundidad si debe respetarse, porque es la forma de no dañar las raíces y permitir la conservación del césped en el resto de sustrato que nos llevamos en la retirada de la plancha.
  • Estos trozos retirados se conservan mejor en el exterior, en una zona sombreada o al fresco, en donde podemos mantener fácilmente la humedad que necesitan las raíces para que el césped viva en tan poca tierra.
  • Pueden mantenerse así varios días.

¿Cómo se usa un herbicida total para limpiar el terreno?

La pulverización del herbicida siempre debe realizarse en las dosis y siguiendo las recomendaciones del fabricante.

Recuerda que es un producto efectivo, pero nocivo y hay que ser prudente con su empleo en nuestro jardín.

  • Una vez realizada la aplicación, veremos como las hierbas y el césped se secan por la acción del herbicida total.
  • Procederemos a retirar de la misma forma las planchas de tierra con los restos vegetales, de forma que garantizamos la eliminación de pequeñas raíces que pueden rebrotar.
  • La diferencia es que todo lo retirado será eliminado y dejado en un contenedor de residuos. No lo uses para compostaje ni le des otra utilidad.
  • A continuación, procedemos a rellenar toda la superficie con un sustrato nuevo y aprovechamos para incorporar abono orgánico, compost o mantillo vegetal para renovar nutrientes en el subsuelo.

¿Cómo preparar el terreno antes de la siembra del césped?

El trabajo de la tierra antes de la siembra  del césped es muy importante para conseguir una superficie y un fondo óptimo para la germinación y el crecimiento de las plantas del césped.

Este trabajo comienza con una fase en la que debemos rellenar con sustrato todos los agujeros. Es una tarea que siempre se realiza con el fin de nivelar el terreno del jardín, y solamente cambiará de una temporada a otra, o de un jardín a otro, dependiendo del estado de la superficie y la cantidad de sustrato necesario.

  • Necesitaremos más cantidad si nuestro trabajo de limpieza abarcó extensión y profundidad.
  • La menor cantidad de sustrato que vamos a necesitar será cuando simplemente necesitemos alisar la superficie o salvar agujeros y calvas del terreno.

¿Qué tierra necesitamos para plantar el césped?

Para responder bien a la pregunta inicial sobre cómo se prepara el terreno para plantar césped, no podemos dejar de lado un consejo sobre la tierra o el sustrato que podemos usar en nuestra nueva siembra de semillas de césped en el jardín.

Así, vamos a hacer una pequeña diferencia en función de las dimensiones del trabajo realizado:

  • En un trabajo en profundidad de la tierra, es bueno elegir un sustrato universal mezclado con humus de lombriz u otro abono orgánico, de forma que podamos fresar la parcela y realizar una renovación óptima del terreno para todo el año.
    • La profundidad de la fresa o el arado varía según el tipo de césped que deseamos tener. Pero un trabajo óptimo se realiza entre los 40 y los 50 centímetros de profundidad para cualquier implantación nueva.
  • En un trabajo más superficial, podemos optar por usar un mantillo vegetal o compost como fuente de nutrientes y acondicionador del suelo.
    • En este caso, la profundidad de la fresa o el arado será menor, y bastará con unos 25 centímetros para lograr una superficie labrada y un buen fondo de enraizamiento.
    • Tras la labor del arado, podemos incorporar en una capa superficial de 2 a 5 centímetros de espesor el recebo para el jardín: es una mezcla comercializada en donde se junta un sustrato con arena y abono mineral.

En esta capa más superficial creamos las condiciones óptimas de germinación de las semillas de césped. Mientras que gracias al abonado de fondo, las primeras raíces tendrán nutrientes y podrán coger fuerza para su primer desarrollo.

Un último consejo sobre cómo se prepara el terreno para sembrar césped

Un último consejo de Semillas de Césped para cuando acabes el fresado o el arado del terreno.

  • Nuestro objetivo es lograr la capa en profundidad más grande que puedas, incluso llegaríamos fácilmente hasta los 60 centímetros.
  • Pero, cuando realices este trabajo, no dejes que pase por encima ninguna maquinaria pesada, ya que volvería a compactar el suelo y echaría a perder la labor; además de provocar de nuevo desniveles en la superficie.
  • Si quieres, puedes hacer una compactación ligera con un rodillo para el césped, que se utiliza de forma manual.