Musgo en el césped

El musgo en el césped es una enfermedad del jardín asociada al exceso de humedad y al bajo mantenimiento de nuestro césped a lo largo del año.

¿Qué es el musgo del césped?

El musgo es una planta no vascular que crece de forma abundante en diferentes espacios de nuestro entorno: casas y paredes, rocas, troncos y césped, entre otras superficies.

Musgo en un muro de piedra. Mantenimiento del césped en tu jardín.
  • El principal factor ambiental que explica la aparición y proliferación del musgo sobre cualquier superficie es la humedad, ya que es vital y necesaria para su desarrollo vegetal.
  • En la naturaleza, el musgo debe ser protegido, ya que es un recurso natural con un importante papel dentro de su ecosistema:
    • Retiene la humedad del suelo.
    • Evita la degradación y la erosión del suelo.
    • Sirve de protección para la pequeña fauna de su entorno.

¿Por qué aparece el musgo en el césped?

La aparición del musgo en nuestro césped siempre va a estar relacionada con una falta de mantenimiento del jardín, ya que los factores determinantes para su presencia son el exceso de humedad y la falta de oxigenación del suelo.

A mayores, suele ser fruto de una planificación del espacio de césped que no fue adecuada, por ejemplo: porque se insiste en tener césped en espacios húmedos y sombreados, pese a ser una zona apta para diseñar un rincón verde basado en plantas de sombra y elementos ornamentales o figuras decorativas que aporten personalidad al jardín.

En otras ocasiones, el musgo puede campar a sus anchas por el jardín por un claro desconocimiento por nuestra parte de las características del suelo, ya que no se hizo ningún estudio serio en la planificación del césped, por ejemplo: ¿sabías que el musgo crece más rápido en suelos ácidos?

En general, los climas lluviosos y templados son un aliado que explica la aparición del musgo en el césped. Por lo que, desde Semillas de Césped te aconsejamos que tengas siempre a mano un poco de sulfato ferroso para usar como corrector de carencias del césped y como producto que previene la aparición del musgo en el césped.

Causas que explican el musgo sobre nuestro césped

Musgo sobre el césped. Mantenimiento del césped en el jardín.

El musgo en el césped aparece por dos motivos:

  • Exceso de humedad en el suelo.
  • Falta de ventilación del césped.

Los factores que favorecen la presencia del musgo sobre el césped son:

  • Falta de insolación: la aparición del musgo es más frecuente en las zonas sombrías del jardín, especialmente en climas lluviosos y templados.
  • Compactación del suelo: un terreno compactado pierde capacidad de drenaje vertical, y favorece los encharcamientos y el aumento de humedad superficial.
  • Acidez del suelo: es un error no tener en cuenta el grado de acidez del suelo, ya que el musgo prolifera en suelos con pH bajo.

¿Cómo se previene la aparición del musgo en el césped?

Las tareas de mantenimiento del césped te ayudan a prevenir la aparición del musgo gracias al trabajo de la tierra y a la ruptura del fieltro superficial formado por las raíces.

Con una frecuencia en la aireación, el escarificado y la aportación de recebo o arena de sílice para las zonas más conflictivas, se puede tener un terreno ligero y con buen drenaje.

Pero, a mayores, existen productos que pueden ayudarte a evitar su aparición o eliminar el musgo que ya tengas en el césped; por ejemplo: un abono con musguicida, o aportaciones periódicas de sulfato ferroso.

¿Qué es el antimusgo para el césped?

El Antimusgo es un corrector de carencias del césped que estimula su enraizamiento y potencia su color natural, aportando los nutrientes necesarios para fortalecer sus defensas y, al mismo tiempo, bajar la acidez del suelo (subir su pH).

Los abonos con antimusgo aportan Hierro (Fe) al suelo del jardín con la misión de nutrir y proteger a las plantas que forman nuestro tapiz verde. Son mezclas combinadas de abono para el césped de liberación lenta, y un musguicida respetuoso con la vida animal del suelo, pero preventivo y curativo contra el musgo del césped.

¿Cuándo aplicar antimusgo en el césped?

La aplicación del antimusgo debe realizarse de forma preventiva durante la Primavera y el Otoño, y nunca se realizan aplicaciones de este producto en los céspedes que no estén implantados, con una temporada de antigüedad desde la siembra de la semilla.

¿Cómo se apliga el antimusgo en el césped?

Las condiciones para aplicar el antimusgo son muy sencillas, pero recuerda que debes seguir las indicaciones del fabricante cuando vayas a usarlo.

Antimusgo del césped aplicado en el riego del jardín. mantenimiento del césped en el jardín.
  • No se aplica en el Invierno, ni en las épocas de heladas.
  • Siempre se aplica después de cortar el césped, pero se dejan dos o tres días entre la siega y el tratamiento.
  • Nunca se aplica ni lloviendo, ni un día que haya llovido.
  • Una vez realizado el tratamiento siguiendo las indicaciones del fabricante, es aconsejable dejar reposar bien el producto sobre el césped.
  • Tras 24 horas del tratamiento, tenemos que regar abundantemente el jardín.

¿Cómo sabemos si el antimusgo funciona?

Una vez realizado el tratamiento, dejamos pasar unos días y vigilaremos el cambio de color del musgo.

  • El musgo muerto tiende a oscurecer.
  • En este momento, ya podemos retirar el musgo muerto con un rastrillo.

¿Qué se debe hacer tras eliminar el musgo?

Una vez retiramos el musgo muerto del césped, debemos utilizar una bolsa de basura para recogerlo y nunca dejarlo sobre la parcela ni usarlo para ninguna actividad de compostaje o reciclado del césped.

A continuación, sobre el terreno, valoraremos las condiciones en las que se encuentra la parcela y si podemos realizar algún trabajo preventivo para impedir su aparición; por ejemplo: mejorar el drenaje de la parcela.

Si simplemente queremos rellenar el espacio del jardín en donde quedan las calvas tras la limpieza, tendremos que:

  • Hacer una cuadrícula o un rectángulo entorno a la zona tratada con el Antimusgo.
  • Profundizamos con una laya, para retirar una placa de césped y sustrato, y la descartamos en una bolsa de basura.
  • Rellenamos con recebo para el césped.
  • Volvemos a sembrar semilla de césped y regamos para facilitar su nueva germinación.